Edu Carrera: «El éxito y el fracaso son solo etapas»

Para nosotros, ser #ChangeLovers significa ser capaz de adaptarse al cambio y afrontarlo con la mente abierta; ser valiente, creativo y transgresor; mejorar día a día y saber afrontar nuevas situaciones con una sonrisa. Y, pese a que esta definición la hicimos internamente en Voxel, es casi la mejor definición que podemos encontrar para Edu Carrera tras conocerlo.

Edu tiene una lesión que le paraliza toda la parte derecha de la espalda, incluido el brazo. La tiene desde que tuvo un accidente de moto cuando tenía 17 años. «Lo tenía todo y no valoraba nada» nos comentaba Edu ayer en la charla Grow que organizamos con la Fundación Adecco.

Lo primero que le dijeron cuando salió del hospital fue «olvídate de la moto y del esquí». Y pese a que pasó un tiempo compadeciéndose de sí mismo, lo siguiente que hizo fue llamar a su club de esquí y localizar a un esquiador que tenía la misma lesión que él, quien le dijo «Que suerte tienes, tienes toda la vida por delante». A partir de allí Edu decidió luchar por cumplir todos sus sueños.

éxito y fracaso

Tal fue su esfuerzo, empeño, pasión y lucha que Edu logró volver a esquiar. Y no sólo eso, sino que consiguió llegar a lo más alto: esquió en campeonatos nacionales, europeos y hasta en dos Olimpiadas. Consiguió trabajar de lo que más le gustaba, el esquí, llegó a ser portada de la revista de esquí que admiraba y no tenemos dedos para contar todas las veces que decidió dejar su estabilidad para buscar la felicidad. Al final de todo este camino, Edu ha aprendido a relativizarlo todo «el éxito y el fracaso son solo etapas», nos decía.

Y así, con un sonrisa imborrable y una fuerza que transmite casi sin querelo, Edu nos dejó un mensaje muy claro: todo lo que te propones es posible, siempre hay una forma de conseguirlo. Él lo ha hecho, con su lesión, que otros se empeñan en llamar discapacidad.

Edu, gracias por ser una gran ejemplo #ChangeLover y por esta charla tan inspiradora. También agradecer la colaboración, una vez más, de la Fundación Adecco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *